Encabeza alcalde Claudio Bres encendido del Pino Monumental en la Macroplaza I y encendido navideño en Plaza de las Culturas

Boletines de Prensa|

La noche de este sábado, el alcalde, Claudio M. Bres Garza, acompañado por el obispo de la diócesis de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño, llevó a cabo el encendido del monumental pino navideño, ubicado en la Macroplaza I. Así mismo, realizó el encendido de luces en la Plaza de las Culturas.

En su mensaje, el alcalde relató como desde el año pasado, se empezó a construir una serie de adornos hechos por manos nigropetenses y este año no fue la excepción, aún con la pandemia del Covid-19.

“Luego de un profundo análisis, acerca de si deberíamos o no instalar todo esto en la ciudad y nos decidimos, producto de que hay muchas familias que han cuidado de sus seres queridos, estando en casa, entonces pensamos y analizamos que salir a la calle en coche o ir a una plaza con sana distancia, al aire libre, con cubrebocas, garantizábamos lo que las autoridades medicas nos dicen que hay que hacer para cuidar nuestra salud y la de nuestro prójimo”, destacó Bres Garza.

Mencionó que, también se hizo el encendido de la Gran Plaza, donde el Vuelo de las Golondrinas, que tenía algún tiempo de no funcionar, ya funciona, además de la decoración navideña. De igual forma, en Pérez Treviño, en la Fuente Piedras Negras 2020, también fue inaugurada la iluminación navideña y hace unos minutos en la Plaza de las Culturas, pusimos en marcha la iluminación, con la característica especial que todas y cada una cuentan con decoración diferentes.

“En estos cuatro lugares, en los bulevares, en las avenidas, en las glorietas, solamente les pedimos una cosa, se cuiden y nos cuidemos todos. En las Macroplazas y en las plazas, no permitiremos que nos podamos sentar, porque la idea es que vengan, se tomen fotos y den una vuelta, pero que no se queden estacionados, tampoco se permitirá comer en las plazas, para no quitarse el cubrebocas”, precisó Bres Garza.

De manera especial, el alcalde agradeció a Joel, Héctor Raúl, Imelda, Xóchitl, Rocío, Teodora, María Guadalupe, José Antonio, Isidra, Raúl Orlando, Víctor Manuel, Jesús Jorge Abraham, María de la Luz, Víctor Hugo, Raúl, Adriana, Ludivina, Eduardo, Sergio Antonio, Conrado, Rolando y en últimas fechas a Jesús Alfredo, Guillermo, Homero, Miguel, Antonia y Claudia Lizeth.

“Estas son las manos responsables que con cariño y esfuerzo fabricaron más de 3,700 piezas que hoy adornan esta que es la casa de todos”, expresó.

En el mismo tenor, el obispo, Alonso Garza Treviño, destacó el hecho que nuestra ciudad se ambienta para la navidad; pues al igual que en una casa arreglada o desarreglada influyen, el hecho el hecho de que en nuestra ciudad tenemos todos estos arreglos navideños, habla del estar mejor para vivir estas fechas.

“Gracias al alcalde y a todos los que participan en adornar nuestra ciudad, pues habla de la importancia de este tiempo”, añadió.

El obispo, tomó un momento para recordar el significado del pino, el árbol de la vida, que nunca se despoja de sus hojas, conservando la vida y reflejando la vida.

“Gran símbolo, que viene a decirnos a todos, si lo ponemos en nuestra ciudad, si lo ponemos en nuestra casa o nuestros lugares, a los que ahí formamos parte de ese ambiente, que ojalá que todos tengamos la verdadera vida, que significa el nacimiento de Jesús en esta Navidad”, precisó.

Garza Treviño, señaló que, todos somos los responsables de cuidar y proteger nuestra vida y mencionó que aunque esta navidad va a ser diferente en su forma de celebración, va a ser igual en su esencia, porque celebramos lo mismo. “Yo les pido a todos y creo que todos queremos todos, que conservemos la vida, si en navidad la estamos celebrando, no se valdría descuidarla. Quizás no podamos tener aquella reunión que acostumbramos tener todos los años, quizás no podamos celebrar de la misma forma estas hermosas fiestas, pero lo mas importante es preservar nuestras vidas y la de los nuestros”, exhortó a la ciudadanía.

Close Search Window